tsts

USTA - Caribbean Section
P.O. Box 190740
San Juan, PR 00919
(787) 726-8782
FAX: (787) 982-7783

 

Distensión de los Isquiotibiales (Hamstrings) en el Tenista


La distensión de los isquiotibiales “hamstrings” es una de las causas de lesión más frecuente entre deportistas, particularmente en aquellos que realizan aceleraciones y deceleraciones súbitas, como es el caso del deporte del tenis. Los isquiotibiales son un grupo muscular (semimembranoso, semitendinoso y bíceps femoral) localizados en la parte posterior del muslo. Dicho grupo muscular está encargado de realizar el movimiento de flexión de rodilla y extensión de cadera.

Las distensiones de los isquiotibiales se pueden presentar como lesiones de sobreuso, pero el mecanismo de lesión mas común consiste en una contracción muscular súbita cuando el músculo se alarga (excéntrica), particularmente durante períodos de aceleraciones repentinas durante la carrera o cuando se están realizando remates o saques. También se puede tener una lesión durante el desplazamiento y flexión de la rodilla “lunges”, específicamente cuando se buscan pelotas bajas. Mas aún,  la lesión puede ser secundaria a un sobre estiramiento brusco de los músculos.

Existen diferentes factores de riesgo que pueden predisponer a una  distensión de los isquiotibiales, tales como la debilidad y fatigabilidad de los músculos de las extremidades inferiores y del tronco, el acortamiento de isquiotibiales y flexores de cadera, y el pobre control neuromuscular. Sin embargo el factor de riesgo más importante lo es la existencia de una lesión muscular isquitibial previa, ya que aumenta el riesgo de recurrencia de dicha lesión en el tenista.

Cuando ocurre una lesión aguda en los isquitoibiales, el tenista presenta con un dolor profuso en la parte posterior del muslo, y con pérdida de fuerza y funcionalidad en dicha extremidad. Usualmente el tenista siente un tirón, y tiende a llevarse la mano a la parte posterior del muslo, deteniendo así la actividad deportiva. Estas lesiones pueden pasar de una distensión muscular, a una rotura muscular parcial o completa en donde se puede visualizar hinchazón y hematoma próximo a la zona de rotura.

El diagnóstico de una lesión de los isquiotibiales es principalmente clínico, pero existen pruebas diagnósticas de imagen como son la ultrasonografía o la resonancia magnética que nos brindan información de los tejidos blandos, pudiendo evaluar el grado de afectación muscular y presencia de un hematoma intramuscular.

El tratamiento inicial consiste en la aplicación de hielo local por 15-20 minutos varias veces al día, sobre todo en las primeras 48 horas, vendaje compresivo para disminuir el hematoma e hinchazón, elevación de la extremidad afectada y reposo deportivo u de otra actividad que conlleve la realización de movimientos explosivos o sobre estiramiento. Se puede considerar la utilización de analgésicos, anti-inflamatorios no esteroidales y terapia física para agilizar el proceso de sanación de la lesión.

Una vez los síntomas de dolor hayan cesado, es recomendable que el tenista comience un programa de ejercicios enfocado en corregir los causas que los predispusieron a tener la lesión. Se debe comenzar con estirar sutilmente los músculos isquiotibiales, progresar al fortalecimiento concéntrico, y aún más importante el fortalecimiento excéntrico de dichos músculos. Por último, se debe trabajar con el fortalecimiento de los músculos del tronco y el control neuromuscular.

El retorno al deporte del tenis se realizará gradualmente comenzando con ejercicios estáticos con la pelota, luego progresando a los remates y saque, y por último trabajando con las pelotas bajas y la carrera. Es de suma importancia que todos los ejercicios se realicen de una manera adecuada y libre de dolor, para así garantizar un retorno seguro al deporte y minimizar el riesgo de una posible recurrencia de la lesión. 
 

Diego Hermoso de Mendoza, MD – Residente
Hospital Universitario Doctor Peset, Valencia, España.

Luis A. Sánchez, MD – Fellow Medicina del Deporte
Departamento de Medicina Física, Rehabilitación y Salud Deportiva
Universidad de Puerto Rico, Escuela de Medicina, San Juan Puerto Rico

William F. Micheo, MD – Catedrático Y Director
Departamento de Medicina Física, Rehabilitación y Salud Deportiva
Universidad de Puerto Rico, Escuela de Medicina, San Juan Puerto Rico

To read this article in English click here.

Print Article Email Article Newsletter Signup Share
 
 
 
 
 
Close